De responsabilidades y culpas


Qué fue antes, ¿el huevo o la gallina? qué fue antes, ¿la culpa o la responsabilidad?

Hacemos lo que hacemos para no sentirnos culpables. No, no. Hacemos lo que hacemos porque somos responsables ¿O no? ¿Será lo mismo?


Sociedades donde la culpa mueve más montañas que aquellas que dicen que mueve el amor.
La culpa que agita los estómagos, irrita los caracteres y visita nuestras camas antes de dormir cuando repasamos mentalmente nuestro día.


Pero, ¿y los irresponsables y la gente que se define como simple? No, no, estos no se sienten culpables. ¿No? ¡No lo sé!


Aquellos amigos de noches nocturnas que basan su vida en ser Homer Simpson, llenarse el estómago y beberse su cerveza fresquita.
Aquellos que sufren porque no todo está tan controlado como quisieran, porque su responsabilidad abarca lo suyo, lo de su familia, amigos, conocidos, el mundo, los desastres mundiales y el universo.
Aquellos que ni aquí ni allá, que se preocupan de lo suyo y de lo de algunos más, pero también quieren su parte de rascadita de barriga..

.
Como en el anuncio de coca-cola para todos.


De la responsabilidad no se libra nadie. Como en todo en esta vida, en grados variados y con consecuencias distintas.
La culpa nos condena a ser responsable, pero ¿qué es ser responsable?.
Todo tan subjetivo, ¿verdad?

Cuando aparece la disonancia cognitiva y aquello que pensamos no se corresponde con lo que hacemos o viceversa, la losa nos cae encima y nos agita los pensamientos
.
Para quitarse la culpa, cigarros, compras, bebidas, algo más de fumar, una noche de relax y desconexión... Una buena solución ¿Para toda la vida?


El ideal: que nuestra mente y nuestras acciones se movieran al ritmo de nuestro corazón y nuestra conciencia, del deseo personal y lo que realmente nos hace vivir.


¿Y si todo esto lo traducimos en una palabra tan simple como Libertad?


Entonces te sientas en el sofá, sacas tu cerveza y dices - Soy Libre, hago lo que quiero. Qué simple la libertad.


Pero entonces suena el móvil tu madre necesita urgentemente que lleves aquella falda a la tía Enriqueta que tiene una boda, y claro ¿cómo voy a dejar a la tía Enriqueta sin falda?


Para no sentirme culpable que la lleve mi hermano y que esta cerveza no se caliente que estoy siendo libre.
Me bebo la cerveza y se acaba y entro al super para pasear por la calle con mi libertad por bandera pero...¡ais! La cajera me da conversación y yo solo QUIERO ESA CERVEZA, pero claro, ¿cómo voy a dejarla con la palabra en la boca?


Salgo del super y vuelvo a casa, hoy no pienso ni tirar la basura, ¡que ya la tiraré mañana!
Y me bebo mi nueva cerveza y cuando me siento libre en mi sofá... ¡La una de la mañana!


Mejor me acuesto que la tía Enriqueta mañana tiene boda, (espero que mi hermano haya llegado, pobre tía Enriqueta!) pero yo los domingos los trabajo.


¡Por hoy se acabó la libertad!. Y después de esto...¿que conclusión he sacado?


Primero que no tengo hermanos y no bebo cerveza, pero como todo el mundo lo hace y beberse una cervecita suena tan agradable...


Segundo que igual escribe un chico, ¡pero si yo soy una chica! ¿Las chicas no bebemos cerveza? ¡Ay Dios mio! ¡Me tragado que las chicas solo bebemos vitalinea y nos alimentamos de Kellogs integrales!

Y si soy yo la que escribo, ¿por qué tengo que comprar cerveza y no helado de chocolate? Porque os pensaríais que estoy deprimida y me estoy hartando de helado porque se me ha roto una uña, me ha dejado un chico, etc. Claro, claro, tanta película americana... 
Porque nadie pensaría que estoy feliz y además mi vida es genial.

O a lo mejor si lo habéis pensado porque no veis tanto la tele, y gracias a Dios (o a vosotr@as) tenéis la mente más abierta... o quien sabe qué pensáis y sobretodo, ¿qué necesidad tengo de explicarme tanto si sólo quería hablar de la culpa y la responsabilidad? 

¡Claro! ¡Por fin he caído! Bastaba con decir:

La Libertad es simple solo cuando con nuestro boli y papel la dejamos estampada.
Quién tenga boli y sepa escribir, quién sepa que existe una palabra que se llama libertad.
Al final ni escribirla es fácil. Tantos Kb ocupados para no decir nada de nada. ¿O si? ¡Dudas salir de aquí!

2 comentarios :

Anónimo dijo...

¿que todos nacemos con un paquete debajo del brazo llamado "libertad"?.... pues yo todavia tengo mis dudas nunca eres libre y nunca lo seras. La vida se rige por estereotipos q se marcan desde muy temprana edad... es decir naces en una sociedad de bienestar que segun el estado marcada por la libertad pero realmente soy libre de decidir..nazco y depende de mi sexualidad ya se me marcan unas "reglas" que as de seguir ... si eres chico te visten de azul... y si a mi me gusta el naranja o el rosa q pasa soy libre de decidir q me pongo... pues no. si eres chica estas destinada a estudiar peluqueria y jugar con la barbie,dsde que naces ya tienes a las muñecas de famosa diciendote lo feliz que eres pintandole las uñas a tus amigas o algien a visto un anuncio de camiones en los que juegue una niña... uy me parece que este comentario va para largo.. la libertad es muy relativa y si la libertad depende de la economia.. yo naci en una sociedad de vienestar y se me dieron una serie de opciones entre las cualas elegir es decir soy hombre por lo tanto puedo elegir cualquier color menos el rosa q es de chicas por lo que no soy libre de elegir ... por supuesto me tiene q gustar el futbol pq si no ya eres rarito, y asi un sinfin de cosas q al final me enrrollo... conclusion lalibertad esta marcada por la economia si eres pobre no puedes elegir simplemente trabaja para sobrevivr y veste con las sobras de ropa que te den (como es el caso de los paises del tercer mundo). si estas en una sociedad de bienestar tienes una serie de partes ya marcadas dentro de las cuales puedes elegir pero no eres libre para decidir si eso es realmente lo que quieres, y si eres rico eres el puto amo!!! pueder llevar gafas con brillantes falda y el pelo d mil colores q nadie te mirara por encima del hombro por que tienes dinero (fijate en Elthon john, si no tuviera pasta seria una maldita locaza que deambularia por los antros de chueca) . y ahora despues de este sermon interminable basado en una sola idea...Hay alguien que no crea que la libertad esta movida por la econimia!!! uf que rayada... espero que os guste un abrazo

Rosario Guillén-Rosqui dijo...

Pues esa es la cuestión que la libertad hay que lucharla, para que los estereotipos, la cultura en la que uno nace, y todo aquello que nos rodea no termine por marcar siempre nuestro camino.
Ser libre no es fácil, pero un pasito hacia adelante puede ser un comienzo.
Por supuesto todos tenemos ataduras de algún tipo, pero tenemos cierta libertad para escoger como manejarlas.
No podemos vivir siempre en base a lo que nos han impuesto, tenemos que caminar y poquito a poco, con batacazos y muchas horas de pensar en la cama ir avanzando como los niños cuando empiezan a andar.
Yo salgo a la calle con mis gafas de sol de los años 60 (así como de martirio, gigantes y con las patillas al revés ) y cuando alguien en mi cara comienza a reirse, sonrio y pienso: - "Yo las gafas me las puedo quitar, pero tu esa tonteria no te la quita nadie de encima" y sigo mi camino.
Si nos paramos con cada pequeño obstáculo, ¿hacia donde vamos?