Animalandia

octubre 08, 2008

Dios me aburro más que Yola Berrocal delante de un libro.... así que he dicho..ummm voy a contar a estas gentes de Dios, o de quién sea, [es una expresión, no me seáis quisquillosos... (creo que me apetecía usar esta palabra y no sabía como introducirla jijijij :) ...] lo que ha dado de sí el mundo mascotil en mi hogar...
Lo primero que debería contaros es que mi padre una vez trajo una cabra a casa, cuando vivíamos en uno de esos hogares con patios, pero sinceramente no se si todavía era muy pequeña o no había nacido...así que tendré que empezar por el típico pájaro llamado Pichi, lo mismo se llamaba Pepe, pero Heidi ha influido mucho en mi vida!
Pues Pichí molaba mogollón se salía de la casa y luego volvía..un tio majo Pichí...el pobre acabó en una caja enterrado como todos, pero nos dio grandes momentos.
Sin duda el que más me ha marcado es Gordi, mi super hamster...
Gordi fue un regalo para mi hermana, pero cuando la pusieron un parche en el ojo, ya no podía lavar a jaula porque se le juntaban las líneas y decidió devolverlo a la pajarería y yo pensé...
"Dios, pobre Gordi, después de conocer un chalet de dos pisos, limpio, bien amueblado, alimentado con chuches, no puedo permitir que vuelva al hacinamiento en una jaula como si fuera una cárcel de vete tu a saber donde...."
Así que adopté a Gordi, gordito y con los mofletitos llenos de pipas, dispuesto a jugar o a arrancarte medio dedo de un bocao con esos "piñacos" amarillos que no se parecían en nada a los de su primo Pérez.
Y yo le traté como un rey, y le quería tanto, ais Gordi, como te echo de menos por mucho asco que me diera limpiar la jaula.
Y nuestra historia era la de una pareja feliz hasta que un día, superado con creces el tiempo que vive un hamster, llegué a casa y allí estaba Gordi, tiesecito en la jaula, más duro que la mojama....que sofocón..
Le cogí entre las manos y cuando note que todavía estaba calentito y empecé a acariciarle, Gordi empezó a moverse, le acerqué a la calefacción y le hice un masaje cardiaco...
Dios Gordi ha revivido!!!! el pobre eso si, se quedó cojo de una pata y con un ojo del mismo lado al abirulé, convencida estoy que le dio un derrame, eso sí, duro seis meses más hasta que en verano se fue al cielo de los hamster....que digo yo que si todos los perros van al cielo, habrá otro para hamster...y le enterré en mi parcela, con su tumbita y todo...ni una foto me ha quedado de mi Gordito, en fins, decidí no tener más animales...
Hasta que los amigos de mi hermana decidieron comprarle peces y si, soy piscis pero dicen que los peces dan malas vibraciones y soy supersticiosa...
En fin el caso es que había peces bonitos y buenos y uno grande y mamonazo que se dedicaba a comerse las aletitas de los demás, así que ahí llegó mi siguiente dilema moral.
Encerraba al pez malévolo para que los otros vivieran y al tiempo me arrepentía y lo soltaba porque verle en ese trocito de red me daba penita....empezaba la carnicería, lo encerraba, me daba pena, lo soltaba, carnicería.
Con mis veintipico sufriendo por un pez y siendo incapaz de tirarlo por el water, porque eso si, en mi casa los peces cadavéricos se van por el desagüe, lo que es del agua al agua.
Y de nuevo dije: "Ni un animalejo más"
Y fue entonces cuando unos pajarillos anidaron en el tubo de la calefacción en la terraza.
Guantes hasta el codo, trapecismos y una casita para los nuevos inquilinos.
Mi hermana lo recuerda como un nido de pulgas, yo como un capítulo de National geographic...
Con la madre que al principio huía de mi presencia y acabó entrando y saliendo a su antojo a mi vera...aiiis que tiempos aquellos, pero como era de esperar echaron el vuelo y no dejaron ni una nota de despedida...
Y again...."Ni un bichejo más"
Pero entonces me encontré a Bocados en una factura y tuve que hacerle una casita...ya conocéis esa historia... http://cereciya.blogspot.com/2007/06/tengo-un-caracooool.html#links
y ahora Bocados descansa disecado en una maceta, que queréis que le haga, soy una sentimental y no me atrevo a tirarlo.
Porque antojos tenemos...un tití, un león, un pato, un abejonejo....
Pero por ahora a falta de animalitos tengo un compi de piso...a punto de cumplirse un añito de convivencia...puede que esa sea la siguiente historia!

You Might Also Like

8 comentarios

Si has llegado hasta aquí...
LOVE U A LOT