Las vacaciones, ese mar de dudas

Este año la Semana Santa nos ha llevado a mi chiringuito gallego, una aldeita de las que no salen ni en los mapas, sin TDT, sin wi-fi, sin cobertura...


Y ahora podría contaros nuestras aventuras y desventuras pero como tardaría más que en encontrar el guisante del cuento y sabéis que me gusta más el estilo libre, os lanzo unas preguntas y las vacaciones os la imagináis vosotros:
  • ¿Por qué cuando duermes en saco de dormir sales con el pelo como la Duquesa de Alba?¿Tienen los sacos cascos de peluquería para permanente ocultos?
  • ¿Por qué he paseado por las noches con pan en el bolsillo para ahuyentar a la Santa Compaña cuando se soluciona de forma simple haciendo un círculo a tu alrededor en la tierra?
  • ¿Por qué todos mis vecinos aldeanos saben quién soy y yo no reconozco ni a mi familia?
  • ¿Por qué cuando huele mal en la ciudad o en la carretera te mueres de asco y cuando huele mal en el campo respiras y hablas de naturaleza?
  • ¿Por qué todos tenemos una foto en la que un desconocido forma parte del grupo?¿En que momento el desconocido decide además llevar tu misma ropa?
  • ¿Por qué nos agachamos para hacernos las fotos?
  • ¿Por qué en Madrid no entras ni a una iglesia y cuando te vas de vacaciones lo primero que ves es la catedral?
En fins...un mar de dudas..
Y si, las vacaciones han sido geniales! con mi casita recién arreglada, paseitos por el campo, buena comida, momentos demenciales, risas a todas horas y esa tranquilidad que da tanto gustito :)

0 comentarios :