El mundo de la mensajería

El mundo de la mensajería es como un universo paralelo, con sus agujeros negros que se tragan paquetes, mensajes enviados que se pierden en el espacio y un sin fin más de preguntas sin respuesta, como la vida misma.
.
Y yo me pregunto, mensajeros del mundo:
Si os digo que no estoy en casa en alguna franja horaria ¿por qué esa es la franja elegida para venir a verme?
.
Y lo que es mejor, si no estoy en casa y venís más de dos veces (palabrita del niño Jesús que si me llamáis al móvil que os he dejado contesto para organizarnos) ¿Por qué os empeñáis en dejar mis paquetes a mis vecinos, al bar o a la peluquería de abajo?
.
Lo mismo no quieren recibir mis paquetes, lo mismo no me hablo con mis vecinos y no me apetece que me hagan favores, lo mismo he comprado un paquete de quinientos consoladores con forma de tiburón y no quiero que la gente se entere o lo mismo simplemente, no son yo, no tienen que recoger mis paquetes.
.
Otra duda que me corroe es: Tu ves un buzón, con una ranurita en medio que puedes usar con total libertad para meter dentro el papelito de aviso de entrega.
.
¿No crees que si lo metes por la ranurita será más fácil que lo lea, que si lo dejas encima de todos los buzones a una altura que supera la mía por medio metro?
.
Y más interesante aún, ¿Era necesario dejar pegado el papel, que no hay dios que quite los restos de pegamento del puto buzón en vez de meterlo en su sitio?
.
El mejor es el pobre que vino el sábado a hacerme una entrega y tuvo que aguantar que le abriera en pijama, con pelos de loca y con mi característica cara de : Mira tío, en un mes solo descanso dos días ¿Tenías que joderme uno?
.
Que conste que no le dije ni mú, pobre, bastante tiene el también con trabajar los sábados, pero recién levantada una no es consciente y no quiero imaginarme mi tono de rechunga cuando contesté al telefonillo.
.
También me gusta cuando las empresas se curran un packaging de la leche, dignos de foto, y los de mensajería lo llenan de pegatinas como si fuera la maleta de un trotamundos.
.
Empresas del mundo: si el packaging es súper chulo, metedlo en una bolsa después para que me llegue intacto, yo pago la bolsa.
.
Así que ya veis, luego decimos de otros gremios, pero desde luego el mundo mensajeríl es para darlo de comer aparte!

2 comentarios :

Anónimo dijo...

A mí me han perdido algunos sobres que tenía que recibir hace tiempo. Ahora estoy esperando un paquete voluminoso (no quiero saber cómo lo tratarán, porque encima es bastante frágil) y ni siquiera el nº del envío para hacerle el seguimiento a través de su web es el correcto (o quizás sí pero no han plasmado esta información en la web).

Quitando esto, lo que más me irrita es cuando han dicho que han venido varias veces y que nadie les ha abierto la puerta, cuando siempre siempre hay alguien en mi casa...La verdad es que estas casualidades no hay quien se las crea...

En fin, paciencia, que inevitablemente nos vemos atrapados por estas compañías de las cuales ni una sola se salva...

Un beso y ánimo.

P.D: Espero que puedas descansar más de dos días al mes :S

Rosqui dijo...

Jo ya me queda poquito para poder descansar los findes, aunque a cambio me quedo sin negocio :( pero bueeeno al mañl tiempo buena cara!
Pues si, la mensajería es un mundo! esta semana he comprobado además que a veces te salen más caros los envíos que las cosas que compras o vendes! Cooomo es de fuerte!
muakkkks