¡Twitter no te mueras!

Que Twitter esté de capa caída para mi es el equivalente online de... (spoiler) la muerte de Chanquete. No, por favor. 
Muchos usuarios llegan a Twitter y después de crearse la cuenta, seguir algunas cuentas recomendadas, lanzar un par de tuits y ver que lo único que pasa es la bola de paja del desierto, se aburren y se van. 

Cuando yo llegué a Twitter, desde el principio contaba con seguidores y gente a la seguir. Cuando se crea una nueva red social, mucha gente del sector comunicación nos apuntamos a probarla y casi nunca tenemos esa sensación que tienen otros usuarios de "soledad".

Pero no todo el mundo es del sector ni se ubica fácilmente en las redes sociales. Si yo fuera Twitter contrataría un ejército de community managers, solo con el fin de dar acogida a nuevos usuarios. Mucho más allá de un manual de uso, algo más cercano que dijera: - Oye, quítate el huevo. (Foto de perfil por defecto si no se sube foto) o que contestara al típico tuit del hace frío, hace calor, qué sueño, que vida. Lo que viene siendo dar conversación. 

Porque esa es otra parte, cuando yo llegué a Twitter y aquello era casi un solar, la conversación era, o yo lo recuerdo así, mucho más fluida. 

Escribías algo y (hashtag televisivos aparte) la gente respondía más y nos animábamos más al RT o al favorito. 

Igual porque seguimos más cuentas que nos interesan menos, por devolver el follow por cortesía o por aquello de la marca personal o el no poder ser concejales en el futuro. También han proliferado cuentas que no son más que una ristra de enlaces y enlaces. O perfiles que a las 4 de la mañana, un sábado, siguen tuiteando cosas de Marketing o sector Y. Así cualquier red social da pereza.

Yo en Twitter me divierto y me he reído hasta el infinito con la "tele social" o con  #peliscon..., memes de tormentas, patatas león, galas, sucesos y etc. Además me informo de temas que me interesan y lo uso para contactar con alguna marca si es necesario, aunque para esto no es la vía que más uso. 

Twitter mola bastante y yo creo que solo le hace falta que volvamos a las conversaciones y al no temer por las reputaciones online al lanzar un tuit. Un poco de limpieza en las cuentas que seguimos y participar.

Al final es verdad que no toda la gente crea contenido en Twitter y los que sí escribimos, nos acostumbramos a veces a limitarnos a responder cuando nos hablan o esperar los likes o los RT. Cuando vas cien veces a casa de un amigo a tomarte un café, si el 101 también va a ser en tu casa y no en la suya, lo más seguro es que tu colega se canse de ser siempre él quien viene a visitarte. 

Así pues, café `para todos y larga vida a Twitter.