Un paseo nocturno por la casa de campo...

¿Qué pasa cuando se juntan dos personas surrealistas?
Que la noche no puede acabar normal.

Domingo, 12 de la noche, a punto de tirarme de los pelos, acaban mis clases de matemáticas con la paciencia de mi "profe" y unas "tawa" (esto prometo contároslos).

Como no hay mucho sueño, acepto la propuesta de ir a comprobar si es verdad que con el nuevo túnel de la M-30 se tardan 4 minutos en llegar a la casa de campo.

Por el camino análisis del tunel (atención al dato señores, que como te quedes tirado en una de las salidas donde no hay arden se lía la de Dios es Cristo.)

Llegamos a nuestro destino...4 minutos!!

Y llegados a nuestro destino....NO sabemos salir...

Pues nada Puti vuelta...una, dos, tres....

¿Como está la Plazaaaaaaa?

Abarrotaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Si señor, un domingo a las doce de la noche y eso parecía un congreso...¿No se trabajan los lunes?

Claro luego el primer día todos con ojeras....
-¿Qué un finde duro?
-Si estuve en con los niños.
- Yo curre un poco y luego me fui de putas...
En fin como diría Enrique del Pozo:

- "En mi coñ. y en mi jaranda nadie manda..." y si es el oficio más antiguo del mundo..un respeto!

Nada nosotros seguimos nuestro paseo, y cuando pensamos que habíamos encontrado la salida, nos equivocamos.

Esa rotonda que acababa en la nada, no era para salir (aunque algún salido si había) era la cola de espera..ummm podríamos llamarlo la "rotonda del amor", se me ocurren más adjetivos pero después de la frase del Pozo ya es bastante....

Finalmente conseguimos salir, no sin antes alucinar un rato...

Personas que llegan a pie, gente que va en grupos, prostitutas dándose carreras en pelotillas...
Para comparar terminamos en la calle Ballesta...ya puestos a investigar!! mucho más turbio eh!

¡Lo que da de sí la vida nocturna y lo que la desconozco!
(Foto de ElMundo)