Repartiendo felicidad ¿Felicitáis a mi abuela? El cómo, cuándo y por qué de #Felicidadesabuela

Muchas veces cuando pensamos en un regalo es difícil abstraerse de todo aquello que puedes pagar con una tarjeta de crédito. Pero yo tengo 3 cosas muy claras: 

Que la felicidad no tiene precio.
Que nada material puede sustituir una emoción vivida. 
Y que adoro a mi abuela. 

Así que siguiendo estas tres premisas, y sabiendo que mi abuela es una mujer que aprovecha cualquier momento para recitar una poesía, y que habla hasta con las farolas, este año me parecía muy buena idea subir un vídeo suyo a Youtube, y que la gente la vea recitar y la felicite, ya sea por interesarse por la poesía, o por su cumpleaños, para regalárselo por su 85 cumpleaños este fin de semana. 

Que mi abuela lea y recite es un valor importante. Pertenece a esa generación que vivió la guerra, que pasó hambre y que la única educación que recibió fue la que le transmitieron las monjas con el catón. Esas mujeres que con su trabajo han sacado adelante a sus familias sin haber tenido el privilegio de tener una infancia como la que hoy conocemos, o ir al colegio. 

Y mi me gusta oírla recitar, hace muchos años que no pongo cara de pereza, como cuando era adolescente, al verla sacar sus hojas dispuesta a darnos el recital. Y me da igual lo que recite, porque si para ella es importante que la escuchemos, y quiere compartirlo con nosotros, yo la escucho aunque nos lea los componentes del bote de champó. Merece la pena pararnos a pensar que a veces dedicamos poco tiempo a la gente que tenemos alrededor, y no compartimos con ellos las cosas que más les gustan. 

Por eso aquí tenéis su vídeo. Si queréis ayudarme, sólo tenéis que entrar en Youtube y dejarle un mensaje, porque vuestras felicitaciones y visionados van a ser su regalo: 

- "Mira abuela, toda esta gente te ha oído recitar, y mira qué bonito todo lo que te han escrito". 
A mi me parece un regalazo XDD 




0 comentarios :