Receta Gordi (sana): Pastitas de mantequilla y chocolate.

Si yo no he hecho operación bikini, vosotros tampoco. Cepillad vuestras uñitas, que vamos a amasar las tradicionales pastitas de mantequilla.

pastitas_chocolate

Ingredientes:
250 gramos de harina. 
190 gramos de mantequilla.
50 gramos de azúcar glass.
Una tableta de chocolate para cobertura.

Con estas cantidades te saldrán más o menos entre 40 - 50 pastitas. 

Paso 1. Precalienta el horno 10 minutos más o menos a 200º

Paso 2. Mete todo en un bol (excepto el chocolate, evidentemente) y mezcla hasta tener una masa. Sabrás que la masa está en su punto porque en vez de tener las manos cada vez más pringadas, cada vez la masa está más ligada y tus manos más limpias. Si ya no se ve la harina ni se desmiga, está en su punto.


Si no tienes azúcar glass, puedes usar azúcar normal y triturarla en un mortero o con una cuchara y un cacharro. Si se te ha olvidado o te da pereza, no es un drama, la única diferencia es que al morder las pastas la textura será algo más arenosa, e igualmente deliciosa :) 

Triturando_azúcar_conseguir_glass

No se te ocurra cambiar la mantequilla por margarina, la diferencia es como encontrarse en la calle un billete de cinco euros o uno de 500. 

Paso 3. Usa una manga pastelera si las quieres rizadas, haz bolitas pequeñas con la mano y aplástalas ligeramente si las prefieres más redondas. Al ir colocándolas en la bandeja del horno, ten en cuenta que crecen al hornearlas, no las pegues demasiado unas a otras. 

Pastitas_mantequilla_listas_hornear

Paso 4. Retíralas del horno. No hay un tiempo concreto, pero son rápidas. Sácalas cuando estén doraditas, y ya no tengan aspecto húmedo. NO LAS MUEVAS, ni las toques hasta que se hayan enfriado y endurecido un poco. Recién sacadas se parten con mirarlas. 

Paso 5. Calienta un poco de chocolate. Consejo: nunca calientes todo el chocolate de golpe. El chocolate se quema con facilidad y no le gustan mucho las "recalentadas". Coge chocolate con una cuchara y muévela rápido para pintarlas con hilos, o báñalas al gusto. Con un chocolate normal con leche o chocolate blanco también están muy buenas. 

Paso 6.  Ódiame profundamente porque no puedes dejar de comértelas.