Receta (gordi) sana de la semana. Manzanas al horno con miel.

No os asustéis, pero he hecho un postre sin chocolate. Estoy bien, de verdad XD

Antes de que se avecine el polvoroncismo y entre turrón y turrón, igual os queréis comer algo dulce más sano y con menos de ocho millones de calorías, para eso se han inventado las manzanas al horno. 

Cada maestrillo tiene su librillo, en el mío pone que precalientes el horno a unos 200º.

Después vas a lavar tus manzanas reineta, y no solo vas a sacar el corazón, sino que las vas a vaciar casi al completo. 


Parte lo que has sacado a trocitos y en lugar de añadir azúcar, calienta un poco de agua y disuelve dentro unas cucharadas de miel, (al gusto según golosismo). Baña las manzanas y con lo que te sobre riega la fuente. 


(Cuando se te esté acabando un bote de miel, aprovecha el agua calentita para rebañar) 

Mételo al horno unos 25 minutos o hasta que veas que el relleno está blandito. Y para terminar, oh yeah, pinchar y disfrutar.