Dejo las drogas

Personas y personajes a día de hoy abandono los tranquilizantes....esos que durante casi un año han ayudado a que no saliera a la terraza a cargarme a los pájaros de mi vecina, o lo que es peor a los de la terracita de abajo en los días veraniegos de siesta imposible, cuando oía sus voces como si estuvieran en mi salón.
Pero que no cunda el pánico, este abandono es por prescripción médica y psicológica, por lo tanto acudir al bar de mi barrio sin miedo (mejor si evitamos la franja horaria de 15.00 a 16.00, por respeto solo).
En breves comenzaré a despedirme además de los antidepresivos y con todo el dolor de mi corazón (y más de mi hígado) me veré obligada a beberme esas copillas que no me tomado durante este año.
Será duro volver a las resacas, pero en fin mis vacaciones veraniegas me obligan!!!