Mi gordi y yo

Os voy a contar la historia de mi Gordi...que no es un novio, ni un noviete con apodo cariñoso... es mi hamster que en paz descanse...
....
Si, ya se que hablar de mis mascotas es un show pero esta historia tengo que compartirla con el mundo...
....
Todo empezó aquel 1 de marzo cuando unos amigos de mi hermana le regalaron un hamster y mi madre decidió no colgarlos de un pino y aceptar mascota.
...
Gordi vivía feliz en una jaula de dos pisos, con todas las comodidades, pero un día el peligro empezó a acecharle.
....A mi hermana le pusieron un parche para tratarle la vista y se le iban las líneas de la jaula al lavarla, así que dijo :
...
-"Lo devuelvo a la pajarería"
....Y yo Rosquilla cien por cien pensé:
....
- Pobre Gordi después de una vida de lujos en una jaula de dos pisos no puedo dejar que viva hacinado en un cuchitril compartiendo cuarto con desconocidos y acabando en manos de Dios sabe quién!
....
Así que adopte a Gordi con sus cosas buenas, como esa sonrisa y esa forma de rascarse sus mofletillos y sus cosas malas, esa costumbre de escaparse por las noches y obligarme a casi llamar a Lobatón más de una mañana para encontrarle.
Y el coñazo de limpiar la jaula, que sinceramente, Gordi era muy suave y muy rico, pero la jaula daba un asco que ni os cuento.
....Y vivimos una vida feliz hasta que una tarde al llegar a casa...
....
Nooooooooooooooooooooooooooo
....
Gordi estaba tieso en su jaula! (Disgustazo, disgustazo, disgustazo!!!!)
...
Así que antes de darme el berrinche pensé Rosquilla Rosquilla primeros auxilios, y cogí a Gordi entre las manillas le puse al lado de la calefacción, masaje cardiaco y de repente Gordi se movíaaaaa (Hacer la ola por Dios que esto fue apoteósico y verídico, palabra de Rosquilla)
...Y mi Gordi revivió, convencida estoy de que aquello fue una embolia porque desde aquel día se quedó ciego y cojo del mismo lado, así que el resto de sus días fueron solo lujos y cuidados intensivos! comidas especiales y cariñitos.
........
Y el verano después Gordi nos dejó y ahí está enterrado en mi parcela, con su crucecilla y todo y su lápida de piedrecillas, que el día que la vendamos me toca exhumar el cadáver!
......
En fins Gordito.... que grandes momentos me has dado!

3 comentarios :

Anónimo dijo...

y yo añado que despues de él no hubo en casa más mascotas...todavía estamos traumatizados de la penita....

mamy

Európides dijo...

Nadie sabe lo que duele perder a un ser querido hasta que pasa, por que una mascota es un ser querido aunque no sea humano. Y a mi por ejemplo si me dan a elegir, prefiero que se muera mucha gente antes que mi mascota.

El problema es que la mayoría de las mascotas viven menos que nosotros, al margen de que tengqan un accidente o se pongan mal por alguna enfermedad. O sea, que hay que estar preparados :)
Besos

Rosario Guillén-Rosqui dijo...

jijjiijiji la siguiente experiencia fue la de los peces...esa os la contaré otro día jajajaja!!