Haciendo Canoping. Una de multiaventura

agosto 16, 2010

Este finde nos hemos ido de cumple de Ruben al campito y he hecho canoping, que suena a práctica sexual interesante, pero no, se trata de un parque acrobático entre árboles....
.
Solo puedo deciros que con el vértigo que tengo me siento realizada como persona y como descendiente del mono.
.
El circuito está a 4.5 metros del suelo, que no es mucho si eres el Gigante Verde, pero para mi es una pasada.
.
Tengo que decir que me porté muy bien e hice el recorrido como una niña grande...casi hubiera preferido hacerlo como un niño pequeño, que los pipiolos que llegaron detrás se hicieron el recorrido en un soplido!
.
El monitor todavía debe estar riéndose en su casa de mis caras de ¿quién me presta una escalera...para bajar del madero.. para quitarme el arnés y poner los pies en el suelo? (nueva versión de la saeta!)
.
Una de las cosas más importantes a saber es que si empiezas el recorrido, tienes que terminarlo! la única oportunidad de bajarte es antes de pasar al nivel superior a 7.5 metros, pero antes de eso hay que pasar tormentos como:
.
Los columpios de tronquitos: Un tronquito sujetado con cables, otro tronquito, otro tronquito y superando el balanceo te vas soltando para pasearte entre uno y otro.
Los pasos de mono: Un cable para deslizar los pies y otro superada la cabeza para agarrar con las manos.
La liana. Esto no tiene mucha miga, como Tarzán. Solo que engancharte a la cuerda tiene su trama!
.
Y pruebas muy graciosas en las que pasas por túneles de madera, la tirolina, puentes de maderita que parece sacados de una peli de Indiana....
.
La conclusión es que tengo agujetas en músculos del cuerpo que no sabía que tenía y que nunca me habían temblado la piernas de semejante manera.
.
Me lo pasé bastante bien, quitando un par de momentos en los que no paraba de decir a Polo desesperadamente:
"Tío, que no, que no soy capaz, por favor ayúdame"
.
Decir esto a casi 5 metros, apoyada en un cable y sabiendo que no te puedes bajar y que el otro no te puede ayudar, es una experiencia.
.
Pues bien, no me arrepiento de haberme rajado al llegar al nivel superior, yo ya me sentía superada!
.
Y ver como las pruebas se ponían cada vez más chungas y como Polo flipaba cuando descubría que entre árbol y árbol ya no había plataforma, que ya no había colchonetas y que el equilibrio ya era digno de trapecistas, me lo confirma.
.
En fin, os lo recomiendo porque soy una osada y aprovecho para hacerme fan públicamente de los monos, los trapecistas, los superhéroes, los paseos de los Cullen por los cielos, los bomberos, los escaladores y los ladrones a lo Spiderman.

You Might Also Like

2 comentarios

Si has llegado hasta aquí...
LOVE U A LOT