Hoy toca leer: "Te daré la Tierra" y "Mar de fuego"

Aprovechando que hay vacaciones, y que con este calor los días de aplatanamiento mortal no dan para mucho más...tachán! ¡Dos tochos de los buenos!

"Te daré la tierra" y su segunda parte "Mar de fuego" de Chufo Lloréns.

¿Y de qué van Posqui?

Os sitúo. Barcelona medieval, lo que supone ser testigo del crecimiento de la ciudad, del balanceo del equilibrio en el poder entre ciudadanos, plebe y nobles, como se articula la relación entre judíos y cristianos, como marca el destino el hecho de nacer libre o esclavo, o el carácter de tu dueño, el papel de la mujer en una sociedad en la que públicamente no tenían voz ni voto...

Pues no me queda claro... suena un poco serio ¿no?

¡Que no joe, que es novela! El prota llega a Barcelona con una mano delante y otra mano detrás. Y entre la suerte, lo listísimo que es el tío, y lo que curra, su futuro promete ser más que estupendo.
Pero oh! lo medieval tiene lo suyo, y los asesinatos, las extorsiones y las intrigas palaciegas, hacen que todo sea tan complicado como para jugarse la vida.
Curas que son guerreros, tíos babosos y poderosos, esclavas fieles y asesinos a sueldo, amor y tragedia, enfermedades... aquí hay de todo!

La historia de Martí Babary está inspirada además en un personaje real, Ricard Guillem, que fue un personaje clave en la construcción de Barcelona, y en el carácter comercial que logró la ciudad.

Aunque el autor, como el mismo dice, se toma bastantes licencias literarias, la verdad es que leyéndolo si se ve perfectamente reflejada una ciudad del Siglo XI (Os lo digo yo que viajo al Siglo XI muchísimos fines de semana)

Y si os gusta la novela histórica son dos títulos que merecen la pena, de hecho es la primera vez que la segunda parte de un libro, no me supone una decepción tremenda.

Podría soltaros un discurso muy grande, porque soy mega fan de estas cosas de conseguir la ciudadanía, los privilegios y poderes, el derecho sobre las tierras... pero voy a ser buena y simplemente os voy a invitar a leer, que no es poco.

0 comentarios :