Todo lo demás es prestado. Regalo solidario


La semana pasada me llego un regalo muy tierno: 365 abrazos super fuertes, con lo que escasean a veces!!



Yo soy de esas personas que adoran los regalos simbólicos, causante número uno de mi síndrome de Diógenes. Y culpable de que acumule una tesela de la piscina de mis veranos sevillanos, chapas de cervezas de noches gamberras, notitas de hace veinte años, y un sinfín de objetos poco prácticos que me alegran la vida.


Porque no pienso que el valor esté en el precio de lo que se regala, si no en el cariño que ponemos cuando lo buscamos, lo elegimos, lo envolvemos, lo compramos....

Y esta campaña va de eso, de regalos que hacen felices a los demás, porque con cada compra se destina el importe a proyectos de la Obra Social de San Juan de Dios.

Ya sabéis que yo no soy religiosa al uso, pero viendo los proyectos y las iniciativas me parece que hacen un buen trabajo social.

Concreto qué y como se compra: Se compran cajas de distintos precios, en las que vienen distintas frases, como la que me llegó a mi, o 10 unidades de besitos muy tiernos, 1 kilo de te quiero, 1 mogollón de buena suerte o 1.000.000 de mimos.


Se puede comprar en su página de Facebook, o en su web. Los beneficios de la compra irán a parar a niños hospitalizados, la tercera edad, personas con enfermedad crónica, salud mental, personas sin hogar y proyectos de cooperación internacional.

Y pueden comprarse también en tiendas físicas en algunas ciudades, y los beneficios irán a parar a proyectos concretos de las ciudades en los que se compra. Hay tiendas en A Coruña, Bilbao, Barcelona, Cartagena y Madrid. Podéis leer aquí cada proyecto en concreto, y aquí la dirección de las tiendas.

Los precios parten desde los 5 euros, y he leído en su página de Facebook que los gastos de envío son 7 euros, independientemente del número de cajas que se pida.

Para mi que me paso la vida buscando envoltorios taaan originales como el regalo que va dentro, me parece una idea estupenda.

Ah! El otro día lo presentaron en sociedad, con El Pescao y Carla Nieto, me quedé sin ir al sarao, con lo que a mi me gusta contaros las anécdotas de cada cosita. Pero bueno, os pongo el vídeo que me mandaron del proyecto. Pero antes os doy un consejín pre-nuevos propósitos del año: A veces los detalles más pequeños que se dan en los días menos señalados, son los que más recordamos.



Y os dejo en paz con la frase que explica tan bien la campaña: Llegué al mundo sin nada, me iré del mundo sin nada. excepto amor.

0 comentarios :