¡A leer! El tiempo entre costuras.

Llevaba tiempo mirando "El tiempo entre costuras" en las estanterías de las librerías, pero tengo un puntito masoca, y como me bebo los libros de una sentada, había esperado para comprármelo. 

La semana pasada me plante y me lo compré, y no decepciona :) 

Es un libro curioso, primero porque empiezas leyendo sobre un tema y de repente acabas en uno muy relacionado, pero totalmente distinto. Y segundo porque del libro, que se divide en cuatro partes, podrían sacarse cuatro pelis tranquilamente, al hilo de la vida de la prota, pero con su principio y su final. 

¿De qué va? Pues de muchas cosas. Si queréis el hilo argumental básico: Sira Quiroga es una costurera que empieza cosiendo en un pequeño taller de Madrid con su madre, y azotada por la pasión comete el error de empezar la vida con un cretino. La relación con este cretino la lleva a terminar en Tetuán, arruinada y en permanente estado de acojone. Para salir de ese estado de ruina bancaria y personal, volverá a la costura para ganarse la vida. Y la costura la lleva a una vida nueva que nadie se podía imaginar. Adórnenlo ustedes con la situación política de una España en guerra, y las relaciones de la modista con personajes extravagantes de todas las maneras posibles. Y con la fuerte presencia de Alemania y el nazismo en la época. 

Y hasta aquí puedo leer para no cargarme las sorpresas del libro. Pero ya os digo que me ha gustado, entre otras cosas porque personalmente me trae recuerdos con las menciones a las calles de Madrid, con la época de la guerra de la que mi abuela tanto habla, y con las palabritas de costura que salpican todo el libro.  

Y ahora la crítica, que ya sabéis que yo no doy puntada sin hilo (atención al chascarrillo costurero, estoy guiñándoos un ojo y levantando el pulgar) No me ha gustado el epílogo. Me pasa casi siempre, los finales me parece que llegan a trompicones después de tanta chicha.

No es el caso exactamente, y para averiguarlo sin que os lo fastidie, tenéis que leerlo. Pero querida María Dueñas (la autora, os la presento), ¡¡amenazo por navegar por San Google hasta que de la manera de averiguar tu mail y preguntarte una cosilla!! (Autora, es broma, no me sobra tanto tiempo) 

Así que si tenéis por ahí a los Reyes Magos perdidos sin saber que comprar, yo os lo recomiendo.

1 comentarios :

Anónimo dijo...

pues sí que me lo voy a leer je je.......
un besete

celi