09 abril 2012

Titanic:100 años después del hundimiento.

Más allá del pensamiento generalizado de que Jack cabía en el tablón de madera y de que Rose le hizo el lío de mala manera, me fascina el Titanic.

Tanto que guardo un reportaje de 1998. Si, Diógenes y yo conservamos muchas cosas, y aunque a menudo hacemos criba, estas páginas de un País dominical que arranqué hace 14 años, siempre se salvan. 

Aunque ya era una friki con muchos años menos. Recuerdo que un libro de profecías y datos rarunos que leí con una amiga cuando tenía diez años, y que a saber de donde salió, decía que el Titanic se aparecería en los muelles, calculamos que cuando cumpliéramos los 16. Donde andarán los 16, y  como se las apañaría el barco para que no se le viera con lo grande que es.

No soy fan de que la gente muriera en la tragedia, pero si de saber que hay un barco en el fondo del mar, cada día más corroído, del que han salido objetos y utensilios de la época, y en el que la diferencia de clases  se dibujaba con esa precisión que me alucina. 

De la causa del hundimiento se ha hablado mucho, y la verdad es que la cosa podía haberse quedado en un susto. El capitán si cambió la ruta al saber que había iceberg, pero los vigías no llevaban prismáticos. En una noche en calma en la que sin oleaje es más difícil ver los obstáculos.
Y además al ver el iceberg y cambiar la trayectoria y dar marcha atrás, el barco se chocó de la peor forma en la que se podía chocar. 
Contar cinco segundos: 1, 2, 3, 4, 5.
Solo con este tiempo, si lo hubieran visto 5 segundo antes dicen que se habrían librado del impacto. Y por lo visto si el choque hubiera sido frontal, y no lateral, el transatlántico seguiría a flote. La teoría es que al llenarse de agua solo 2 compartimentos podía casi seguir con la navegación, pero al irse llenando todos, con el peso del barco, era imposible.

Otro dato, este algo cabrón, es que había un barco que solo estaba a unas 10 o 5 millas del Titanic cuando se hundió. (Según la tabla de conversión a unos 10 nudos se hacen unas 11 millas y media en una hora...) Sin embargo el barco que los rescató estaba a más de 50 millas, y aunque fueron a toda velocidad (17 nudos) tardaron casi 4 horas en llegar.  Teniendo en cuenta la temperatura que tenía que tener el agua, lo de sobrevivir nadando tanto tiempo no era muy factible. De hecho el cuerpo en esa temperatura no supera los 15 minutos de vida.

Del hecho de que no hubiera bastantes botes salvavidas, y de que hubiera preferencias por clases, poco que decir. No sé si sorprendería a alguien en la época, pero a día de hoy los dos hechos claman al cielo. 

De la obra profética de Morgan Robertson, comentada hoy en Cuarto Milenio, nada que aportar, no he decidido que me parece. Aunque buscarlo en los episodios completos si os gustan estos terrenos porque está bastante interesante, con gente que tuvo una premonición y no embarcó, coincidencias con el Concordia, hipótesis sobre atentados (con orificios provocados de dentro hacia fuera del barco), un cargamento millonario y una conspiración, etc. Y además están sacando bastantes imágenes. 

Y si os gusta el Titanic si os recomiendo esta página http://www.nationalgeographic.es/titanic en español, pero más molona la página en inglés Y la exhibición oficial, que está ahora mismo en Barcelona, y que va subiendo datos chulos en su página de facebook

Ah! y también he visto la peli en 3D, ¡faltaría más! Y aunque hay imágenes muy buenas, se nota que no estaba creada para esto :)

(Todas las imágenes son del reportaje de El País)