¡Vergüensa de robarle a una ansiana!

Si robar está feo o no, tal y como está el patio, es relativo. Pero robarle a un anciano...hay que ser muy malaje.

Eso es exactamente lo mismo que ha pensado mi abuela, que cuando baja al rastro a pasear los domingos, y a hacer sus compras, ya va preparada para posibles hurtos. Y a sus 84 años y con un arte andaluz que no le cabe dentro, ha preparado esta nota para meterla en el monedero, por si algún amigo de lo ajeno osa mangarla. Os la transcribo con su acento granaino, que es como está escrita, y os recomiendo encarecidamente leerla como lo haría Lola Flores :)

"Tú te crees que yo te voy a poner el dinero pa que me lo robes, estás mu espabilao, so idiota. No te da vergüensa robarle a una ansiana, con una pensión de mala muerte. Pero como me da lástima de ti, porque eres un gilipollas, y no tienes consiensia, ni cojones para trabajar, o buscarte la vida de otra manera que no sea robando. (Y sigue en otra nota...)
Que sepas como las gastas, idiota, gilipollas. Tu madre sabe a lo que te dedicas, so tonto! Tú te crees que te  iba a poner el dinero en tus manos, so gilipollas. ¡Mira! ahí te mando y te suplico que vayas a cobrarlo al banco,  dos millones de pesetas. ¡Adiós!"

Si yo soy un raterillo, y pasado el momento mosqueo por no encontrar un duro, os juro que me doy la vuelta, busco a mi abuela y la invito a un café como mínimo. ¡Mucho arte!




3 comentarios :

Anónimo dijo...

menos mal que se lo ha tomado con humor, ays que arte tiene mi madre¡¡¡¡


besetes

celina

Pepín dijo...

Tu abuela tiene mucha gracia!!! Ahora, el sentido de la nota es que llegue a ser leída... ¿Debería ir con el bolso abierto por las calles del Rastro o sería interferir en el relato/la realidad? De esto se puede sacar una novela...

Síndrome Cotard dijo...

que grande!! :)