Fobias insólitas, te puede pasar a ti.

Cuando hablamos de fobias nos imaginamos alturas, insectos, masas de gente...Normal que sean las más comentadas, porque ¿en qué momento reconoces que tienes fobia a los palillos chinos, a las palabras largas, a las barbillas, o a las frutas?  

Son cosas que uno no se plantea, pero imagínate que tienes una cita, y te pones un vestidazo verde que te resalta todo lo resaltable. El sujeto X te saluda con un besazo, y cuando te quitas el abrigo en el garito el tío empieza a sudar, a moverse en el sofá, y finalmente va al baño. 
Superado el momento en el que dudas si has dicho algo raro, o si el vestido no te sienta tan bien, piensas: "Joder, ya sabía yo que echar tantas moderneces al Gin Tonic no era buena idea, le están dando unos  retortijones de morirse".  
Y cuando vuelve del baño te dice muy serio: "Tengo fobia al color verde" (Clorofobia)

En ese momento puedes pensar de todo, desde un benevolente "Joder pobrecillo", al "Pues si que se lo ha currado para que me desnude pronto", pasando por "se acabó lo del finde romántico en las verdes praderas", o "De todos los tíos que hay en el mundo, porqué nunca elijo el normal". 

Podía haber sido peor, podías haber estado dos horas preparándote para estar estupenda y que un grupo de tíos saliera corriendo en el metro al verte, como si vieran al diablo. 
-"¿Me habré pasado con los polvos? ¿Voy naranja? ¿No me he quitado algunos rulos, ha llegado la amenaza zombie?"
No, tranquila, hoy es primer sábado de mes, y la asociación de caliginefóbicos se toma las cañas aquí al lado. (Miedo a las mujeres hermosas).
Y date con un canto en los dientes guapa, por lo menos no era la asociación de cacofóbicos (miedo a la gente fea)

Y nada de contar batallitas a alguien con Mnemofiba (miedo a los recuerdos). -"¿Te acuerdas de....?" -"Noooooo por favoooor, nooo, cáaallateee" aunque esta es buena como excusa: -"No, no puedo escanearte las fotos de cuando íbamos al colegio, y siento no formar parte del grupo de Fb, ni ir a las reuniones, ni pararme tres horas cuando nos encontramos para rememorar historias, pero tengo una fobia horrible, chica"
Si esta la combinas con la penterafobia (miedo a la suegra) , a ver como lo planteas en casa. 

Así que si vais por la calle y veis que alguien corre cuando te acercas, si ese vecino tuyo no es capaz de subir contigo en el ascensor si de tus bolsas asoman verduras, si a ti tu melena te parece estupenda, pero alguien ha puesto cara de asco cuando le has rozado con ella; si tu compañero de trabajo odia que te rías, o si la cajera del supermercado casi sufre un amarillo al decir 8 céntimos.... ¡no seáis egocéntricos! a veces no somos el centro del mundo. 



0 comentarios :