Decoración casera de Navidad para niños (y mayores)


Para gusto o disgusto, se acerca la Navidad y con ella la duda de si decorar o no la casa. 

Si en vuestro caso es un sí seguro, y además contáis con la presencia de esos seres pequeñitos que tienen tantos días de vacaciones, o si simplemente os gusta decorar la casa con cosas creadas por vosotros, esto es lo que se me ocurrió mientras cocinaba una crema de zanahorias. 

Cadenetas de regalos. Coges el cartón del papel film, lo cortas, envuelves con papel de regalo, adornas con un lacito y le pasas un hilo. Yo no lo he forrado entero, simplemente he metido el papel hacia dentro en los bordes. Si lo envolvéis entero, podéis pasar un hilo con una aguja. Además envuelto entero y aprovechando cajas de cerillas, paquetes de tabaco, bloques de lego,  o todo lo que sea ligero, podéis hacer mini regalitos para colgar en el árbol. 


 Bolas de Navidad. Para colgar del árbol o para juntar unas cuantas combinadas con nueces, y hojas verdes y hacer un centro de mesa. Yo he usado una bolsa de plástico para hacerla una bolita (método gurruño), la he envuelto con papel pinocho y después con un trocito de tul. Si tenéis telas que os sobran y que siempre andan por casa, y en vuestra casa cada por cada calcetín que desaparece podéis contar 20 bolsas, ya sabéis. Gurruño, envuelves, lacito... Bolita de Navidad. 


Pinzitas sujeta Christmas (pinzas para el árbol para los que solo recibimos cartas del banco). Pintas con las temperas tres caras de la pinza, mientras se secan para poder pintar la cuarta, vuestro infante puede ir pintando o recortando a los Reyes Magos, los miembros de la familia, su mascota favorita, o cualquiera de sus manifestaciones de arte abstracto. 


Zapatillas "pon mi regalo aquí". Si tenéis unas zapatillas de esas que hacen que vuestra madre os mire con pena, es el momento de darles una vida mejor. Cogéis las zapas, las pintáis con pintura (de esa de la pared que lleva en el armario desde que pintáis el salón, esperando por si apareciera un remate). Cuando está sequita la pintáis al gusto. Después escribís un cartelito reclamando vuestros regalos. ¿No hay zapatilla vieja? Podéis decorar un calcetín, un guante, una corbata, o algo muy representativo (y viejo para que no os maten), de cada una de las personas que se levantará en casa el día de Reyes, de Papá Noel , de la vieja Befana, o de quién sea que visite vuestro hogar. 
Cuando acabe la Navidad, y si habéis optado por la zapatilla, ya tenéis un macetero muy original para vuestro jardín.





0 comentarios :