Cine: El gran Hotel Budapest.

Nota mental: No ir al cine acelerada.

He visto pelis francesas, argentinas, de mediodía, "Café Bagdad"... sin pestañear, sentadita tan tranquila disfrutando de la película, esperando que avanzara la trama, como el que se lee un libro que necesita su tiempo para arrancar.

Pero ayer durante la primera media hora de "El gran hotel Budapest" ya no sabía como colocarme en la butaca. Me costó Dios y ayuda desconectar, entrar en la película y dejarme llevar por el surrealismo.

Eso sí, cuando entras y una vez reposada, en serio, es muy recomendable.
Muchísimos diálogos y la forma de ser de los personajes es absurda, tan absurda que te tienes que reír, con escenas muy coreografiadas y llena de pausas.

Además hay muchas escenas de esas que recuerdan al cine antiguo, o a Benny Hill corriendo de un lado para otro y tiene una fotografía muy muy chula. Contado además con la cantidad de caras conocidas con las que cuenta la película, que es algo de los que soy muy fan. Entre ellos: Jude Law, Adrien Body, Bill Murray, Ralph Fiennes, Edward Norton, Owen Wilson...

Así que amigos, id a verla, aguantad el primer tironcillo y después disfrutarla, que seguro que es una de esas películas de las que os acordaréis siempre.