Receta gordi (gordi) de la semana: Tiramisú

Ya sabéis que en cocina: maestrillos y librillos. El tiramisú tiene más interpretaciones que una canción de Tiziano Ferro.

Yo os doy la mía, que es la adaptación de la que aprendí mientras vivía en Italia. Variadla como queráis porque creo que es imposible hacer un tiramisú que no esté bueno. 

El mío no es excesivamente dulce, no lleva alcohol y no sabe mucho a café. 

Ingredientes:
Café 
500 gramos de Mascarpone.
4 huevos.
4 cucharadas de azúcar.
Bizcochos duritos de huevo (yo he usado unos 70, medio kilo más o menos)
Una tableta de chocolate negro.

Con estos ingredientes sale un tiramisú de 3 pisos en una bandeja de 30 x 23 x 4... vamos, unas 12 personas. 

Al lío:

1. Sacáis el mascarpone de la nevera.
2. Hacéis café y lo dejáis enfriar. Si sois muy golosos, podéis echar azúcar al café. Yo no le echo. 
3. Separáis la clara y la yema en dos recipientes diferentes. Imagino que sabéis separarlo pero si no sabéis: cascáis el huevo por la mitad como para hacer tortilla, con delicadeza, pero en vez de echarlo al cuenco, sujetamos las dos partes de la cáscara y vamos pasando la yema de una cáscara a otra dejando caer la clara. 
4. Mezcláis cuatro cucharadas de azúcar (grandes y rasas) con la yema. 
5. Batís la clara hasta que llega al punto de nieve (como una espumita blanca muy esponjosa que se mueve en bloque y no tiene liquidillo) El ideal es hacerlo con varilla, yo la monto a músculo y tenedor y no es para tanto. Tampoco la dejo super montada y no pasa nada. 


6. Mezcláis el mascarpone con la yema.
7. Añadís la clara a punto de nieve a la masa. 
8. A la mezcla en este punto yo le añado trocitos de chocolate. La mitad de la tableta más o menos. 


9. Sacáis un plato y echáis el café. Si queréis echarle un chorrito de ron, o variante, es el momento. Yo no lo uso, pero al gusto. 
10. Os ponéis en modo obrero: 
Una capa de bizcochos ligeramente bañados en café, una capa de la masa, una capa de bizcocho ligeramente bañado, una de masa, bizcocho ligeramente bañado, masa. 


11. En la capa de arriba y con un rallador, vamos rallando la otra mitad de la tableta de chocolate para cubrirlo por completo. 
12. Tres horas de nevera.
13. ¡Ñam!