Gran Hermano 17. El sopor hecho gala.

En mi casa se ve Gran Hermano. Así, a pelo, sin disimularlo y sin postureo cultureta. 

17 ediciones en un pestañeo. Puede que recuerde muchos concursantes y sus tramas porque en esta casa hemos sido MUY fans del formato. 

Pero ojito, que igual la 17 se me atraganta porque:

1. El presentador. Me parece imposible desligar a Jorge Javier del estilo Sálvame. Por mucho que haya llevado Supervivientes, me parece que el espíritu de Gran Hermano es diferente al de otros formatos. Los conflictos entre concursantes nunca se han tratado en el plató de GH como se hace en los Sálvame Deluxe, en los debates dominicales o en programas paralelos de la cadena. 

No dudo de que Jorge Javier pueda entrevistarles decentemente al salir de la casa, pero si en la primera gala veo un Gran hermano convertido en un saloncito de media tarde, yo paso. 

Hubiera elegido un presentador más ligado al concurso, o con una carrera más "limpia" a sus espaldas. Sí, todos sabemos que Milá es partidista y egocéntrica, pero se lo ha ganado después de 15 ediciones. esperemos que Jorge Javier se gane el puesto. Que dé gracias que el formato atrae una masa de espectadores que tragaría con cualquier presentador. 

2. Cero sorpresa. Si una cosa tenía GH, era la capacidad de hacernos alucinar con las tramas y los enredos de la primera gala. Este año, sabiendo que el cambio de presentador podría pasar factura, la gala debería haber sido impresionante. En cambio fue soporífera desde el minuto uno, me parecía estar viendo una gala del año 2000, con los efectos especiales mal rematados, tramas repetidas y estupideces surrealistas que ningún concursante seguidor de GH se creería.

Probablemente se guarden sorpresas y ases en la manga, pero la primera gala, esa que convence a seguidores esporádicos y que debería hacer que los fans del formato, nos sintiéramos orgullosos de serlo, fue bastante basurilla. 

3. El casting. Una cosa es que el casting cuente con algunos personajes, de esto nunca ha faltado en GH, pero tengo la sensación de que este año se les ha ido de las manos. No sabía si estaba viendo GH o un híbrido entre Mujeres, Hombres y viceversa y Crónicas Marcianas. 
Me parece que hay gente interesante en el casting, a los que les va a costar mucho destacar con la estridencia de algunos personajes. 

Pereza loca ante concursantes como el supuesto guapo de Barcelona, la niña que grita de Valencia, la soy virgen pero tengo orgasmos cerebrales, las amiguísimas de la vida, la del me envidian porque estoy buena, el niño del peluquín, la soy granjera pero llevo uñas largas...


4. 1,2,3 yo te salvaré. Lo de abrir una caja en plató que pueda llevarte de nuevo a la casa en caso de expulsión, va a dar que hablar. Mucho me huelo que, casualmente. no le tocará a alguien indiferente para la casa, que no dé el juego suficiente. 

Se dice que hay mucho tongo en GH. Noticias sobre apaños varios hay unos cuantos en Internet, pero hombre, en caso de ser verdad, igual con moderación y sin descaro mucho mejor.


En fin, probaré la gala una semana más, así a lo loco con sus cuatro horas, para hablaros de los concursantes. Esas horas que en ediciones anteriores hacían que los viernes llegara con un poco más de sueño al trabajo y que este año lo mismo invierto en dormir tranquilamente. 

¿Que os pareció a vosotros?