Guía para humanos: ¿qué ver en Londres? Parte I

Preguntarse qué es imprescindible ver en Londres es una cosa muy loca. 

Yo os recomendaría empezar por preguntaros qué es lo que os interesa, cuánto queréis andar, cuánto podéis pagar, cuántos días vais a viajar... Así que esto es una ruta para humanos, que incluye detalles sobre baños, o sitios que me parecieron un coñazo :)

Dicho esto os divido los post en rutas con sitios que conozco y al final os añado puntos que no he visitado pero que tengo pendientes. (Actualizado 2016)

Todas las rutas son de un día, (madrugando eh) aunque os recomiendo que dependiendo de dónde estéis alojados, calculéis tiempos y distancias. Londres (y cualquier otro viaje) bien se merece disfrutarlo y no ir a matacaballo con check-in, foto y "palante

Ruta 1. La básica turística. Yo me cargaría media ruta, pero me imagino que las cosas típicas querréis verlas: Buckingham Palace, Piccadilly Circus, M&M Shop and Leicester Square, China Town, Covent Garden, Hungerford Bridge, London Eye, Westminster Bridge, Big Ben, 10 Downing Street, Horse Guards, Trafalgar Square, National Gallery. 

Buckingham Palace: es una de las residencias de la reina. No he estado dentro, pero es visitable solo entre julio y septiembre y cuesta entre 13 y 38.
Sin embargo, sí he estado en el cambio de guardia. Sinceramente, me parece que es un evento muy famoso pero que es totalmente prescindible. Si no estáis pegados a la puerta, veréis a la guardia caminar hacia el palacio y salir de palacio. Punto.  Si os animáis, es gratuito, pero comprobar qué días se celebran. 

Picadilly: la calle Picadilly es de mis favoritas en Londres, muy, MUY, por encima de Oxford Street. Pero la mítica plaza me parece que está totalmente sobrevalorada. No me odiéis, es un post sincero, luego cada uno que se haga su idea. Eso sí, si necesitáis comprar souvenirs, encontraréis un Cool Britannia en la plaza y otras tiendas de camino a Leicester Square. No sufráis que hay tropemil. Probablemente la plaza os parecerá mucho más pequeña de lo que pensabais. Tranquis, Londres os sorprenderá con otras cosas. 

M&M World. La famosa tienda se merece una visita por dos motivos: por su originalidad y porque en su interior hay baño gratuito. Cuatro plantas de placer chocolatero. La tienda es carilla pero para una visitilla, sobre todo si vais con niños, merece la pena. 

Leicester Square: es una plaza peatonal con muchísima vida, llena de restaurantes, tiendas, espectáculos callejeros. Igual no hay nada concreto que os interese ver, pero por lo menos asomar la cabecilla si os pilla de paso. 

China Town: no es un área grande (una manzana), vamos, que cuando os queráis dar cuenta os habréis salido de la zona, (por si os preocupaban temas como la seguridad o perderos dentro) pero si no habéis comido y os gusta la comida china os va a parecer el paraíso. Además las calles están adornadas con ornamentación del país oriental y están llenas de negocios en los que echar un ojo y comprarse alguna cosa loca. Chiquitillo pero matón, mola. 

Covent Garden: a Londres no le faltan mercadillos y a mí este me encanta. Es un mercado techado, en el que se vende artesanía (joyas, cuadros, etc) por un lado y en el que también encontraréis puestos de souvenirs, locales que albergan tiendas de reconocidas marcas o escaparates de delicias culinarias. En la misma plaza tenéis el Jubilee Market, con mucha más pinta de mercadillo y con los helados y los cafés más baratos que en el Starbucks de la zona.  
En la zona exterior encontraréis más tiendas, emtre ellas una Apple Store y unos baños (de pago) en la iglesia, más baratos que los de dentro de Covent Garden. En esa misma plaza suele haber actuaciones callejeras, es un punto muy guay para echar un buen rato.

Covent_garden_espectáculos_callejeros


Si os habéis resistido a las galletas de Ben´s Cookies, guardad fuerzas si visitáis la zona de Seven Dials, una zona muy cuqui, de tiendecitas y calles más pequeñas, con muchos menos turistas en comparación con el resto de Londres y que merece la pena pasear. A vuestra cuenta de Instagram le gustarán estas pequeñas callecillas llenas de color, y a vuestro cuerpo de turista, el puesto de pecado de Lola´s Cupcakes en Neal Street, le dará el azúcar necesario para seguir la marcha.

Cookies_londres_coven_garden_bens


Hungerford Bridge: tengo una filia muy loca con los puentes y este en el que se ve circular el tren, me enamora. En mitad del puente un músico os amenizará el paso y cuando el puente se acabe os daréis de lleno con la orilla del Thames (Támesis) y la cantidad de gente que la disfruta.


En esta orilla tenéis el London Eye, la famosa noria de Londres, hay opciones para comprar entradas que os den la opción de no esperar la cola. O de combinar la entrada con otras actividades y ahorrarse unas pesetillas. Nunca he montado, pero siempre que he preguntado a la gente si compensa gastarse la pasta, me han dicho que sí.


Además hay un césped que en los días soleados es gloria bendita. Por supuesto no faltan las actuaciones callejeras, el chaval que hace pompas de jabón, los bailarines de Hip Hop o show man variados. Este año cuando fui había un pequeño "parque de atracciones" con sillas voladoras y puestos de comida. Desconozco si es algo estable; no me suena de años pasados y no recuerdo el nombre, tenían baños públicos (gratuitos) en el interior.

Londres_orilla_rio_pompas_jabon

Hay otros baños públicos (de pago) en el exterior, justo al bajar del puente en dirección al London Eye. Además encontraréis el típico tiovivo, que igual llevo más de 25 años sin subirme, pero me dan mucha alegría. 
Desde esa orilla con el Big Ben a mano, el río y el London Eye da gusto pararse a disfrutar las vistas y echar unas fotillos. 

Si seguís esta orilla llegaréis al puente de Westminster. Ojo, porque este tramo en épocas de mucho turismo es infernal. Si sois un grupo ya podéis levantar la mano y establecer un punto de quedada antes de cruzar el puente. Mi recomendación es que crucéis el túnel por debajo, en lugar de subir las escaleras hacia el puente directamente. Así podéis disfrutar de las vistas desde un sitio mucho menos masificado, y después subir las escaleras igualmente y cruzar hacia el Big Ben.

El Big Ben (la torre del reloj) lo están arreglando, así que nada de visitas por el momento. Aunque sí podéis visitar otras partes del Parlamento (esto es el palacio de Westminster, que no abadía de Westminster, que es otra cosa)

Vistas_Big_ben_londres

Una vez hecha la foto de rigor, en la que espero que haya muchas nubes y os haya quedado londinense total, nos vamos al 10 de Downing Street. Veremos este portal desde lejos porque como bien sabéis, es el domicilio oficial del primer ministro desde 1735. Allá donde vivían Cameron, Tony Blair, la Thatcher o Churchill. La web (linkada arriba), por si queréis prepararos un discurso de guía cultureta, está llena de anécdotas y datos curiosos. 

Pasado este punto nos acercamos a Horse Guard. En esta fachada os encontraréis con la típica postal de los soldados a caballo. No sé las fotos que aguantarán los pobres al día. Si cruzáis por dentro llegáis a St James´s Park, pero en esta ruta no entramos y hecha la foto con la guardia (o la queja oportuna ante su situación) seguimos caminos por la misma calle hasta Trafalgar Square. Esta visita me parece prescindible.

Trafalgar Square es una plaza inmensa en la que siempre pasa algo, si no hay un concierto hay una protesta y si no miles de turistas disfrutando de una parada en sus escaleras o del arte callejero. 
En la plaza en sí no hay nada, excepto un baño (de pago) entre las escaleras, un Pret a Manger antes de meterse de lleno en la plaza, un café al lado del museo... Pero el arte callejero (o lo que os encontréis en el momento) seguro que se merece unos minutos de disfrute. 

Llegados a esta plaza, tenéis que entrar en la National Gallery, no hay excusas. Es gratuito y tiene baños y wifi (este recurso tan cutre es el que usaba de primeras con mis alumnos para atraer su atención, viva el interés por la cultura). Dicho esto, dentro hay obrillas de esas populares, como "Los girasoles" de Van Gogh, o "El matrimonio Arnolfini" de Jan Van Eyck. obras de Velázquez o Da Vinci... Ya ves, poca cosa. 

Os recuerdo que a pesar de que estemos hablando de Londres, muchas tiendas y atracciones no tienen nuestro horario español. No vais a tener problema para encontrar algo donde comer o un super express que cierre tarde, pero ojo con los horarios comerciales. Revisadlos antes de organizar el día. 

Gastro consejo: puede que además del fish and chips, salchichas, judías o el sunday roast se os ocurra pensar que la comida británica es una chufla. No lo niego en rotundo, pero el dulce lo dominan. No podéis abandonar estas tierras sin disfrutar de un cream tea con unos buenos scones. Tema del que, por supuesto, hablaré en profundidad próximamente. 

Consejo sano: si nunca habéis estado en Londres y pretendéis hacer la típica foto en la cabina londinense, ojo, en algunas es conveniente contener la respiración antes de abrir la puerta. 

Shopping consejo: antes de comprar souvenirs echad un ojo a las tiendas que hay en vuestro aeropuerto de vuelta. Llaveros, monederos, galletas, tazas, son cosas que suelen venderse y vuestra maleta os lo agradecerá.

Maleto consejo: en el aeropuerto de Heathrow hay una báscula gratuita en la terminal 5 para pesar la maleta. En Stansted o en Gatwick hay de pago, pero esto último no os lo confirmo porque no recuerdo si era en uno o en otro. 

Ale, os dejo calculando tiempos antes de llegar a la parte II.