Receta (sana) sana de la semana: chips de berenjena con truqui,

Una hamburguesa con unas patatas bien doraditas. 

Si además de estar babeando no estás inmerso en la dieta de vuelta al cole, eres mi héroe. 
Si por el contrario has utilizado septiembre como preámbulo de los deseos de año nuevo, y pretendes quitarte unos kilillos...amigo, las patatas fritas son el mal. 

Circulan muchos post sobre cómo hacer chips de muchas verduras, entre ellos la berenjena, pero mi espíritu gordi necesitaba que estas verdurillas tuvieran algo de aderezo. 

Así que al lío: 

Cortas las berenjenas muy finitas, puedes elegir entre horno o micro. En el micro el resultado no es el mismo, pero la factura de la luz tampoco. Tratad de elegir un plato en el que no se peguen mucho. 

Para esos desayunos en los que no se puede comer ni pan, ni galletas ni nada que esté bueno, yo las he preparado con canela. En un vaso de chupito echas un poquito de aceite y canela, lo remueves y pintas con un pincel las berenjenas. 

Para merendar, de picoteo o como acompañamiento, puedes hacer la mezcla con aceite y limón. Si no os gustan muy fuertes rebajad con un poquito de agua, pero yo me daría al limón en su máximo esplendor. 

Así siguen siendo berenjenas, pero si las coméis a menudo por lo menos el sabor varía un poquito, 
Mis próximos experimentos pasarán por la pimienta, la nuez moscada, el pimentón y cualquier otra especie o cosilla culinaria que pueda disolverse. 

Si hacéis experimentos no seáis egoístas, ¡compartid!