Receta Gordi (gordi) de la semana: Tarta Rosqui de Martini

Tenía en casa una botella de Martini Gold (una edición especial tipo vermouth, que equivaldría al Martini Rosso), que nunca me había dado por beberme y que me apetecía convertir en una receta. 


Así que decidí convertirlo en una tarta y me puse a pensar con qué podía hacer la mezcla, el resultado fue: 
Masa brisa
Medio litro de Martini Gold o Rosso
Hojas de gelatina
Unas hojitas de hierbabuena 
Un par de cucharadas de azúcar 
500 gramos de mascarpone
galletas tostarica (o similar) 

La receta es muy muy fácil pero tiene como muchos previos.
1. Pre-calienta el horno a unos 180º
2. Pon el Martini al fuego para evaporar algo del alcohol.
3. Mete las hojas de gelatina en agua fría (y en la nevera si te cabe) 
4. Masa brisa al horno.



Después de machaca en un mortero unas hojas de hierbabuena, con unas cucharadas de azúcar y un poquito del Martini. 

OJO, ¡alerta sabor! pensando en que los mojitos llevan bien de hierbabuena, yo machaqué unos 20 gramos. Os recomiendo mezclar solo unas hojitas. 

Retirad el Martini del fuego, dejad enfriar un poco y añadir las hojas de gelatina. Unas seis hojas por medio litro, pero leed en las instrucciones de la gelatina qué cantidad se necesita.  


 

 Hecho esto, mezclar el Martini, el mascarpone y el liquidito mezclado con la hierbabuena. 
La masilla es contundente, un poquito de batidora y en un minuto está mezclado. 


La mezcla podría hacer que la masa brisa se quedara blandita, así que haced una base con galleta machacada. Yo usé Tostarica porque la masa no era excesivamente dulce y estas galletas, sí, pero podéis poner las que os gusten, evidentemente. 


Añadir la mezcla, meter en la nevera unas horas y ele... al ñam ñam, 
 
 Tarta Rosqui de Martini

Opiniones sobre la tarta: 

Teniendo en cuenta que es un caso aislado en mi historia que yo lleve a una cena una tarta sin chocolate, la tarta tuvo opiniones variadas. La más común fue que se me había ido la mano con la hierbabuena... totalmente. 
Hubo quien prefirió no comerla, aunque creo que si no os pasáis, la tarta puede estar muy muy buena. De hecho, en mi casa se ha comido más de un día y sé de alguien que se llevó un buen pedacito. 
Yo me declaro fan, no porque la haya cocinado yo, que también, sino porque me parece que el sabor era original, fresquito y sin ser extremadamente dulce.

Si mejoráis la receta, dejadme el chivatazo. 




2 comentarios :

POLO dijo...

Rica pero demasiada hierbabuena... jajaja

Celina dijo...

Yo soy la del buen pedacito...Me ha encantado, pero ciertamente con un poquito menos de hierbabuena, por lo demás puedes repetirla..Besos!!!!