Hormigas Blancas, los pesados siempre vuelven

Nueva tecnología, nueva agonía! porque la tecnología nos encanta, pero nadie puede negar su parte coñazo en lo que a tiradas de trastos se refiere.


Primero fue el móvil, con ese dame tu número que después te llenaba el teléfono de mensajes a las cuatro de la mañana que nunca debiste enviar, y responder. Y la ventaja de que mientras vivías con tus padres, cualquiera pudiera llamarte a cualquier hora sin pasar ese filtro de "quién te llama a estas horas" "quién es ese que te llama todos los días"

Después llegó Facebook, con su capacidad de que cualquiera pudiera encontrarte, y la satisfacción de comprobar que esa enemiga maldita había engordado 20 kilos, y que aquel cretino se había quedado calvo.
O la posibilidad de espiar a tu vecino de arriba, moñear con el colega de tu colega, flipar cuando descubres que Pepito y Fulanito también son amigos, y otras desviaciones varias.
Los "me gustas" delatadores, los mensajes de indirecta directa, el hacerte fan de un grupo para decir lo que no pondrías en tu estado, y artimañas varias que ya conocéis.

Y con Whatsapp un nuevo giro de tuerca. Borras un teléfono, no aceptas a Pepito en Facebook, o no te envía la invitación porque no debe, pero sorprendentemente conserva tu número, y un día te levantas con un : "Hola, te acuerdas de mi"

Y el mecanismo es el mismo siempre.
Dices que no te acuerdas, te da una pista que es una basura, insistes en que no te acuerdas y que no sabes quién, insiste en dar una pista de mierda, insistes en que si hace un segundo no lo sabías no lo vas a saber ahora.
Desvela su identidad, y en ese momento maldices la tecnología y la capacidad de interconexión, comunicación, bla, bla, bla que domina el mundo.

Omites, bloqueas, echas balones fuera...sopesando el factor de que tiene tu número, y quedándote la opción de mandarle a la mierda fríamente, que quedas fatal pero es muy práctico. O aguantar el aluvión de paridas que le quedan por decir taaantos años después.

Y así cada vez que alguno decide levantarse de la cama y saludarte, por eso de a ver lo que te cuentas, o lo que surja.

A veces lo mejor de la tecnología, es quedarse sin conexión!

Imagen es de que.es

0 comentarios :