Piedras en el riñón (cólico nefrítico)

Este post me va a quedar como la típica conversación de abuelas en el autobús, pero hijos míos, no todo es lerele lerele. (Y ponerse una rebequita que ya refresca por las noches)

1. ¿Cómo sabes si es un cólico? 

Os puedo asegurar que si estáis justo en el momento del cólico, en diez minutos tendréis un dolor tan fuerte, que pediréis que os lleven a un médico. Pero si es el primero que os da:

-El dolor empieza de repente, duele mucho en la parte de las lumbares y el dolor puede pasarse a la zona de los ovarios (o los genitales). El médico suele dar un golpe en la espalda más o menos entre los lumbares y el fin de las costillas. Si os duele allí, daros por jodidos.
Dicen que duele más que un parto, que una cuchillada y que puede llevar al desmayo. Pues mira, no he parido y no me han apuñalado, pero tres cólicos después (cuatro piedras y mucha arena) no me hubiera importado desmayarme, amigos. 

- Escalofríos, malestar... Fatal, si os está dando un cólico os vais a encontrar fatal y lo normal es que no encontréis una postura en la que os sintáis reconfortados. Es como un retortijón eterno, que duele por delante y por detrás, tris, tras. Ánimo, os juro que se pasa. 

- Vómitos y otras cosas escatológicas: En el momento del cólico os dará por vomitar, lo más seguro es que la orina sea muy oscura y que necesitéis desahogar. 

2. Esto es horrible, ¿qué hago durante el cólico? 

- Agua NO Aunque hayas oído mil veces que para expulsar las piedras hay que beber agua, NUNCA lo hagas en el momento del cólico, porque los síntomas empeoran. Ya beberás todo el agua del mundo cuando pase.
- Tómate un Nolotil. 
- Vuela al hospital. Allí te drogarán oportunamente y sentirás un amor profundo por la medicina moderna. No te esperes, porque el pico de dolor del cólico crece a una velocidad pasmosa. En cuanto dudes si es un cólico, al médico.

3. Después de la crisis...

Los médicos te dirán qué tienes que tomarte y si la piedra es pequeña como para expulsarla naturalmente. 
Cositas que alivian:
Calor en la zona.
Mucha agua al día (obligatorio) 
Zumos de naranja. 
Paciencia. 
Ni decir tiene que si después de pasar por el hospital tenéis mucha fiebre, o no podéis hacer pis, es más que recomendable que volváis al médico. Una piedra es algo normal y no suele complicarse, más allá de que os de una infección de orina, pero por si acaso. 

4. Expulsar la piedra y la arenilla. 
Mientras estás pendiente de expulsar la piedra y la arenilla, lo más normal es que tengas molestias, dolor y presión en la zona, y en mi caso, una mala leche bastante entretenida, consecuencia de no terminar de encontrarte bien. Además de la sensación de ir todo el día con la botella de agua en la mano, pasarte el día haciendo pis, y notar que nunca terminas de vaciarte todo lo que quisieras. 
Aún así, el momento en el que se expulsa la piedra no duele. O no debería doler, yo si he notado alguna vez algún movimiento raro, y como más presión en la zona, pero no era dolor.  

Vamos con alguna guarrería: si es el primer cólico que os da, sería estupendo que pudierais llevar la piedra al médico para que os la analicen. Las mías, por ejemplo, son de calcio. 
Amigos, el pis es solo liquidillo, así que si os notáis como que algo raro se mueve, buscad cómo rescatar el tesoro. Os lo voy a decir muy claro, haced pis en un tupper, que no pasa nada, cosas más cochinas habréis hecho. 
Lo que tardaréis en expulsar la piedra puede variar, yo he tardado desde dos días a más de dos semanas. No os obsesionéis, si la piedra ya ha salido del riñón en algún momento tiene que aparecer. 

Si habéis llegado a este post como sufridores pétreos... ¡Mucho ánimo y mucha agua!

¡Alerta grimosa! Unas líneas más abajo cuelgo foto de mi piedra. 

10.......piedras
9.........piedras
8.........piedras
7.........piedras
6.........piedras
5.........piedras
4.........piedras
3.........piedras
2.........piedras

¡1 PIEDRA!