¡Comienza Dressember 2015!

Hay muchas causas que defender, tantas que da vértigo ver cómo está el mundo.
Siempre tenemos la sensación de no hacer lo suficiente, probablemente porque, exceptuando algunos casos, no lo hacemos.

Somos especialmente sensibles a alguna causa, para muchos de vosotros son los animales, para otros algunas enfermedades, el clima, el hambre aquí y allí. 

Recuerdo que de pequeña mandé un dibujo a Greenpeace con una ballena, aunque nunca les dí ni un céntimo y cuando iba al colegio pegábamos una parte de una casita en un mural gigante, por cada donativo, para ayudar a comunidades africanas. 

Papeletas solidarias, eventos benéficos, "préstamos" sin vuelta, ropa, compra de alimentos, un sms... Todos hemos puesto algún granito de arena, alguna parte de una casita, que en algún lugar, aquí o allí, habrán agradecido. 

A veces da igual si se hace por lavar la conciencia, o si es mucho o poco, el caso es que todo lo hecho, viene bien. 

Este será mi segundo año apoyando Dressember. El año pasado conseguimos unos 300€ y os lo conté tan bien que me voy a copiar y pegar: 

¿Ponerse un vestido ayuda a luchar por la dignidad de las mujeres? 
No como acto en sí, igual que no lo hace tirarse un cubo de agua encima, dejarse bigote en noviembre o colgarse un lazo o una bandera de colores para otras causas. 

Sin embargo dar visibilidad sí ayuda. Más aún si hay una vía para recaudar fondos detrás del movimiento. 

Por eso este mes no gano para medias, leotardos y rodillas congeladas, ¡estamos en #dressember! 
El movimiento nace en 2009 para reivindicar la libertad y la feminidad de todas las mujeres. Puede que os parezca que no es necesario, pero ponerse un vestido, un escote, un jersey ajustado, no es una opción segura en muchas partes del mundo. No lo es ni siquiera vestir pantalones. Hay lugares donde no existe una opción segura.

En 2013 el movimiento se hace más fuerte oponiéndose al tráfico y la explotación y uniéndose con IJM (International Justice Mission) una organización que YA trabaja rescatando víctimas de esclavitud, explotación sexual o violencia. 

Por eso no es solo un vestido, detrás hay algo más que piernas al aire. Yo me dispongo a donar en mi perfil https://support.dressemberfoundation.org/RosquiGuillen pero ¡eh!, que no estoy sola, algunas de las participantes nos hemos unido en un grupo SpanishGirlVolution  podéis donar en ambos perfiles, podéis comentarlo con vuestros amigos, uniros a la causa y usar vestido de aquí a final de mes, o simplemente animarnos para que no decaiga ;) 

Por cierto, podéis cotillear qué se hace con el dinero recaudado aquí. Leer más sobre IJM o sobre Dressember  y seguir el movimiento en Instagram en mi perfil http://instagram.com/rosquiguillen/ o con los # que encontraréis en cada una de las fotos: Dressember, itsbiggerthanadress, SpanishGirlvolution... 

 Para mí ponerme vestido un mes entero no es una cosa que me entusiasme, de hecho es un coñazo con este frío, pero ya ves, sin comparación lo que supone mi esfuerzo comparado con millones de vivencias. 

Me espanta la idea de que una mujer tenga que llegar a preguntarse por qué no habrá tenido la suerte de nacer hombre.