El arte de la cobra. Los besos que no se dan.

Los besos son muy bonitos, o no, ya lo hablamos en el especial "Tipos de beso", pero lo de las cobras, ese beso que no se da, es algo mágico, así con un movimiento entre lo ninja y el ballet, que es digno de verlo a cámara lenta. 
Hablamos de un contexto respetuoso, que es el que se comenta, si no es así debes utilizar el combo rodilla-genitales 112.  

Volvamos: si hubiera una exposición sobre cobras, yo iría a verla, me gustan todas, desde la cobra descarada, esa en la que cuando van a besarte y no quieres, plantas la mano entre tu cuerpo y el suyo y empujas así, un poquito mucho desde su esternón. Un "que te quites" de manual. 1,2,3 cuello atrás, 1,2,3 empuja esternón. Esta nunca me la he comido, pero la última vez que la hice fue tan exagerada que terminamos los dos descojonados. 

En el otro extremo, la cobra bipolar, esa en la que te acercas para dar... ¿dos besos o un beso? Y la cosa acaba en... ¿ha sido pico o beso contorno? En estos casos es muy difícil averiguar si la intención era o no besarte, e incluso con la repetición de la jugada, dudaríamos si había intención de cobra. Porque igual tú tienes claro que no querías beso, pero ¿tenía el otro ser la intención de darlo? Esta me la he comido un millar de veces. 

Una de mis favoritas, por inocua, es la cobra de aperitivo. Es esa cobra cariñosa que se da entre parejitas que ya han hecho cositas con anterioridad, pero cuando vuelven a verse no saben si darse un beso, un par de besos... A mí esto me da mucho bucle pereza, pero oficialmente, como cobra, solo me la he comido una vez. 

Una de las cobras más chungas, es la cobra friendzone, tú esperas que te den un beso de los de peli de amor, amor y de repente, te plantan un beso en la frente, un abrazo tierno, una caricia en la mejilla. Una cobra destroza almas, que por cierto, me comí con beso en frente. ¡Hola amiguito! 


La cobra en pareja. Si vas a dar un beso en pareja, te giran la cara y no están de broma, claramente, la has cagado. No sé, pide perdón, huye, enfádate tú, no hay técnica mala ni cobra buena. Ummmm... ¿ánimo?, ¿suerte? ¿hay muchos peces en el mar? Esta me la he zampado hasta el infinito y más allá. Tranquilos, que como soy muy agradecida yo todo lo devuelvo con creces, (inserte risa maléfica aquí) (venga, inserte también un improperio de recuerdo)

La cobra sellada. A veces no hay manera de librarte de un beso, llegan te agarran la cara y ves como unos morros se acercan a ti sin que puedas librarte. La reacción es cerrar los labios muy fuerte y sellar la boca para que no compute como beso. Si no hay labios, es chicha normal, no cuenta.

Y con esto finiquitamos la clasificación. ¿alguna favorita? ¿Algo que confesar?