La la land, mucho más que un musical amable.

Odio los musicales, lo sabe cualquiera que me conozca un pelín, me dan una pereza acojonante, no soporto que canten hasta para pedir un café. Adoro el teatro, el cine y la música, pero junto, en un continuo, me entra un tic raro que supero resoplando, así que soporto una media de uno cada cinco años. Sin contar Grease, Dirty Dancing, La sirenita... todo lo que entró en mis neuronas antes de que cumpliera los diez, parece que se ha integrado en positivo. 
Sin embargo La la land, y aquí mi posicionamiento, me parece tremendamente buena. Entiendo ese surgimiento de haters (odiadores) que crece como champiñones, pero para mí es un películón. Y sí, os voy a contar mis motivos. 



1. Argumento: así en principio esto podría ser un "Bar Coyote", con dos jovenzuelos que buscan el éxito. Y así, de repente, esto podría ser un "Grease", con una historia de amor que sucede entre pasitos de bailes. Pero, la mezcla de todo, aunque sucede entre escenas de fantasía, color y bailes alegres, es dura como la vida misma. Creo que le da un girito a lo que podría haber sido una peli muy bonita, pero muy simplona. 

2. La narración: también me gusta como está contada, separada en cuatro estaciones, combinando lo real y lo imaginario, y creo que con buen equilibrio entre la historia de ella, la de él y la de los dos. 
Me gusta la simbología (punto 3 para evitarse spoilers) 
Me encanta como ella ve en el cine la cartelera de "Rebeldes sin Causa" y sonríe tras un día de mierda, pensando en Sebastian, y como el cine está cerrado cuando la relación empieza a hacer aguas. O como en el momento en el que discuten y se acerca la ruptura, vemos y oímos la música parar por primera vez, se para el tocadiscos, se acabó la música, se acabó la magia. Vamos a ver, es que estas cosas son para amar la película sí o sí. 

3. Ryan Gosling. Puede que mis hormonas vayan a tomar las riendas en este preciso momento, pero, ¿cómo se puede? sin ser especialmente guapo, ¿ser tan atractivo?, ¿qué tiene este tío? No puedo con él, si hiciera una peli sobre la ingeniería de las alfombras en coreano, iría a verla. 

4. La belleza. La película es bonita en su trama, pero lo es también en su fotografía, con las sombras y las luces que iluminan y centran momentos determinados, con los contrastes de colores vivos, con una iluminación que es cojonuda, Visualmente es preciosa. Igual que lo es la música que narra los momentos más especiales, quitando el baile de entrada y poco más, el resto de la BSO es una perlita, la segunda que voy a comprarme en mi vida tras la de "Romeo y Julieta". No se queda corto tampoco el vestuario. 

5. Referencias a otras pelis. Leí en La Vanguardia, que existía este vídeo en el que Sara Preciado las había recopilado y no son pocas. Me encanta que la película sea un no parar de referencias, el trabajo de esta chica ha sido muy fino. Me falta solo alguna referencia a Whiplash, y tal vez a Audrey Hepburn o Julia Roberts en las que en una escena, con moño y vestido ajustado, también entran a por un café. No importa, me acordaré de la peli cualquier día a las cinco de la mañana entre sueños. 

La La Land - Movie References from Sara Preciado on Vimeo.

6. El final. Esto significa que, evidentemente, voy a hablar de cómo termina, así pues... ya sabéis. 
Me jode en lo más profundo de mi débil y fracturado corazoncito que termine mal. Me cago en los guionistas por enésima vez, pero es verdad que el hecho de que termine mal, considerando mal que no estén juntos, le da otro rollo a la película que lo aleja de ser una pastelada total. Cosa que como ya intuís, no me hubiera importado nada de nada. Y a mi madre menos, que pobrecita, vaya cara de penita se le quedó. Eso sí, me enamora profundamente la peli dentro de la peli que hace el director mientras suena su canción, con lo que podría haber sido toda la historia, con final feliz y en solo unos minutos, sin un diálogo, solo casi las mismas escenas con su cación de fondo. 

Soltada esta chapa, entenderéis que me parece que está merecidamente nominada a los Oscars, y cierro el post con una pregunta al airé: ¿De cuántas bodas será protagonista la coreo de La La Land? Ahí lo dejo azucarados lectores...

Por cierto, podéis disfrutar la BSO desde Spotify

Y... pd: anotaremos el día que la vi en la agenda, cuando una de mis mejores amigas se perdió la peli por ponerse de parto. Veis, ya es parte de una historia.

Pd 2: gracias Chazelle (joven director al que voy a empezar a idolatrar porque me apetece) por no llenar la película de canciones poperillas. 



3 comentarios :

Celina dijo...

A mí me ha encantado y en mi mente siempre habrá una segunda parte a mi antojo

POLO dijo...

Bastante de acuerdo con todo.
Me falta ver LION por tener algo mas con que comparar este año en los Oscar.
Pero creo que tengo favorita coincidiendo este año con la critica

Rosqui dijo...

Celina: yo me quedo con el bucle de final de amor, amor, me niego a otro final infeliz!!!!!

Polo: para mí es la favorita claramente, claro que no he visto el resto, así cualquiera. A Lion no le tengo muchas ganas, me huele a dramón, me llama "La Llegada" y me llama también "Moonlight" que es otro dramón. No sé si nos dará tiempo a ver alguna para hacer juego limpio en las apuestas!