Objetivo #Eurovisión. Spain 2 points.

Me consta que en España hay gente que canta MUY bien, lo veo en las calles, en Youtube, en el metro, bueno, la del transbordo de Diego de León no cuenta...

Pero, ais Eurovisión, ¿no podríamos nosotros ya que vivimos así, morir de amor, como haría Camilo Sexto?, ¿y no tener que finiquitar con un ya no puedo más? Porque, ¿qué castigo divino es este de nuestros candidatos eurovisivos? ¿Tan difícil es crear una canción medianamente decente? Que no somos tolilis, que sabemos que existen, pero de verdad, no como las meigas que hay quien tiene duda, que escuchamos la radio y danzamos por las calles con nuestros felices iPods.

En el viaje final a la elección de nuestro candidato, y agradeciendo una vez que de Eurovisión, independientemente de la puntuación, no puede echarnos ni el tato, he aquí los candidatos finales:

La candidata (1) elegida por el público en el Eurocasting, para tener posibilidad de representarnos, es Leklein con "Ouch". Os dije que me gustaba y me sigue gustando, pero bien sabe Dios (o quien corresponda), que al verla actuar el otro día en directo he pensado: puf, no nos llevamos ni la pedrea.
Unos descontroles por ahí, que ni yo suelta en una pastelería. 

Entre los cinco candidatos elegidos por TVE, uno de ellos reúne todos los ingredientes para hacer que ganemos Eurovisión. Que no, que es coña, que dentro de nada nos marcamos un Lydia y no nos vota ni Portugal.

Candidata 2. Maika "Momento crítico"

Un momento crítico y letal... ni que lo digas muchacha mía.
Verdad, verdadera que Lordi ganó Eurovisión, así que queda contrastado que no todo son baladas, pero la canción de Maika es un coñazo. Si te imaginas la canción, sin saber español, es un continuo de tini nini con un vozarrón. Una canción más plana y nos sale el piiiii en el electrocardiógrafo.


Candidato 3. Manel Navarro. "Do it for your lover"

Me lo pido para mi Ipod, para cuando vaya a comprarme la colección de vestidos de verano y para tomarme un algo fresquito en una terracita, amando fuertemente la mesa de madera, ideal para mi postureo instagramero, el zumito con pajita y un moreno que sonríe mientras pide en la barra. 
Pero Eurovisión no va a dar cobertura a mis anhelos de tardes de sol y ánimo elevado, aún así I want believe, y lo coloco como mi candidato a Eurovisión. ¡Hola festival, me tienes de baladas tristes hasta el cardado! 



Candidato 4. Jefferson. Spin my head. Pierdo el control. 

Podría ser Abraham Mateo o Justin Bieber, pero no, es Jefferson, muy popular en redes sociales y conocido por Factor X y OT. Lo que no pone en su bio, es que me da una pereza muy seria, que me parece normal, que no lo ponga y que me de pereza.



Candidato 5. Mirela. "Contigo" 

Otra candidata que canta estupendamente y que le han cascado una canción der "pop latino" digna de que a los cinco minutos de la actuación, no se acuerde ni Peter del baila, la, la. Nos queda el consuelo de que si pasa, la canción se presta a coreografía, que a falta de canción con giro dramático, vozarrón o  cambio de vestuario, lo de la coreo nos enamora el alma.



Candidata 6. Paula Rojo. Lo que nunca fue.

Paula Rojo también es bastante popular. A mí me gusta, la meto en mi saquito de cantantes junto a Conchita, Nena Daconte o Nosoträsh, que canto cuando quiero hacerme el harakiri, pero opto por ponerme un gorrito y una bufanda y pasear por el centro haciéndome la feliz, que mancha menos que un sucidio sangriento y ligeramente más alegre.
Pues eso, suena bien, es bonito, ella es super cuqui y la vida pasa feliz mientras los unicornios nos vigilan desde sus nubecillas algodonadas, pero en Eurovisión, no sé yo qué deciros.



Ya queda menos para que el proceso acabe y sepamos qué canción hay que aprenderse y defender como si la hubiéramos escrito nosotros, porque querida Eurovisión, aunque nos tengas hasta los flequillos, como diría Piquer, y sin embargo te quiero.


Y de propina, un poquito de Beth, que no viene al caso, pero me apetecía :)