Cuando te haces fan de "Lucifer" (televisivamente hablando) HBO Series

enero 21, 2018

La primera vez que vi el anuncio de "Lucifer" pensé, esto no va a ser para mí, hasta que descubrí que cero terror, es comedia policiaca. (Eso y que el diablo lo encarna un morenazo galés)


Lucifer vive en el infierno, hasta que un día le pasa lo que a todos, tiene una crisis existencial, no sabe qué hacer con su vida, se lía la manta a la cabeza y decide cambiar de aires.

Así es como termina en Los Ángeles, regentando un bar de copas y colaborando con la justicia en la resolución de crímenes. 

La serie sigue el patrón de series como Castle o Elementary, Beauty and the best o Imborrable.

En todas hay tensión sexual o amorosa entre los protas, se resuelven casos de misterio o crímenes,  y uno de los protagonistas siempre destaca por algo extraordinario.

Mis favoritas son las herederas de Luz de luna, en las que además lo hacen en clave de humor. 

Hay tres temporadas disponibles en HBO, todavía no se ha confirmado la siguiente, pero sin ser una de esas series que nos tienen globalmente locos, a mí me ha gustado mucho. 

Mola fantasear con la idea de que la corte celestial acabe pisando la tierra, como os contaba del libro "Jesús me quiere" [..] No me ha dado por la literatura religiosa,  ni he tenido un arranque de fe para tatuarme el Mesías en la pantorilla, como Justin Bieber. Este libro va de otra cosa, concretamente... (sigue aquí)

O en el libro "Buenos presagios" [...]En "Buenos presagios" (Terry Pratchett y Neil Gaiman), hay un problema: el mundo se va a acabar como dictan las profecías, pero el niño del mal que tenía que provocarlo, se ha ido a vivir con una familia decente, y no ha habido manera de que desarrolle su faceta maligna. (Sigue aquí

Y eso es lo que hay en la serie, Lucifer sentado en el diván de su psicoterapeuta, nervioso porque le gusta una chica, enfadado con su padre (Dios para los amigos) y acudiendo puntualmente a la escena del crimen, excepto cuando un asunto personal le retiene, cosa que sucede con frecuencia. 

Un demonio intentanto (y tentando), entender a los humanos, mientras toca el piano y procura mantener impoluto su traje.  

En el otro lado, una profesional que no sabe cómo ha terminado confiando en un tío que se hace llamar Lucifer y que con total probabilidad está como una cabra. Un tío que va por ahí diciendo que es el mismísimo diablo y que no para de liarla y que sin embargo, y sin trampas diabólicas, le encanta. 

Así que si estáis buscando una serie entretenida, fácil de ver y de seguir... ¡Al diablo con ella! 

You Might Also Like

0 comentarios

Si has llegado hasta aquí...
LOVE U A LOT