Este hotel es un infierno DMAX.

Si nunca habéis visto "Este hotel es un infierno" os hago una mini intro: Kike Sarasola,  igual que Chicote o los jefes infiltrados, abandona sus lujosos hoteles Room Mate, para enfrentarse a lo que muchos nos encontramos en nuestras vacaciones, hoteles de mier** 

El programa no es novedoso, habitaciones comiditas de suciedad, con decoración que ya quisieran en la casa del terror y trabajadores o dueños que no tienen ganas de trabajar, educación, vergüenza, o todo junto. Que no nos engañemos, es lo que buscamos al hacer clic y sintonizar el programa. 

Eso y el cambio de las habitaciones y la actitud de los protas, mucho más comedida, por cierto, que en la versión americana "Hotel Hell". Gordon Ramsay es bastante más durito que Sarasola, aunque veamos en ellos cosas calcadas, como sacar su propia lencería de cama, para no dormir en una de esas colchas, que bien podrían haber sido testigo de orgías variadas. 

A mí me gusta el principio, cuando se hace revisión de los desastres de las habitaciones y de los menús, y se pasa revista a todos esos detalles que acabarán escritos en una reseña de Trivago. 

La verdad es que con el tiempo, los hoteles más cutres son tan memorables como los mejores que se pisan. En mi top el hotel de mis vacaciones en Malta, aquí os conté mi experiencia en el Buggiba Hotel Malta

El hotel de Bruselas (guía por aquí), estaba genial comunicado y muy limpito, pero aunque en el George V, los huéspedes pueden usar la recepción 24 horas, nosotros después de esperar un par de horas, de madrugada, en invierno y en la calle, porque nadie abría la puerta o cogía el teléfono, tuvimos que llamar a la policía y pedirles que nos llevaran a otro hotel para pasar esa noche. Todavía estamos esperando que nos paguen esa noche que teníamos pagada en ese hotel. 

Si pisáis el Hotel Juan Carlos en Torrevieja, quedaréis atrapados por el empapelado de sus paredes. Ellos no mienten y anuncian que su categoría es de 1 estrella. Lo que no sabíamos es que en esa categoría se permite incluir agujeros en el techo del baño. Agujeros tamaño "escaparé por aquí si vienen los malos a perseguirme", no agujeros tamaño poro de la piel.  

Entre mis favoritos, el Hotel Rey Sancho en Barbastro. Una mole de hotel de carretera, que no se ha modernizado desde... jamás en su vida. Lo definiré como inquietante, aunque el servicio es bueno y la gente es maravillosa, pero da tanto miedito que se merece estar en el top de mi lista. Por favor, tenéis que ir en invierno. 

En Grecia dormimos en Perissa, en el Katerina & john´s, en su día os contaba que cuenta con "baños de los que de repente se convierten en piscina involuntariamente (sin cortina o alfombrilla), pero perfecto para ir solo a dormir."  
No podría hablar de la decoración, porque solo tenía un cuadro, que se volaba cuando abrías al mismo tiempo puerta y ventana, única forma de pillar cobertura. Omitiremos la historia de aquella cucaracha, que tenía un tamaño tan grande,  que al matarla pensamos que iba a gritar como una persona. A ver, los animalitos caminan por cualquier lado.
Un sitio muy para vivir Grecia a tope, en serio. 

¡Espero vuestras habitaciones de leyenda!